Velázquez: «La provincia decide invertir en la educación del tesoro más grande que tiene, sus nuevas generaciones»

Desde el programa radial Conexión RASE, que produce el equipo de contenidos de las Radios Socioeducativas, entrevistaron a la presidenta del Consejo Provincial de Educación, María Cecilia Velázquez, donde dio a conocer sus impresiones, a modo de balance, en este fin de año 2021.

En esta ocasión, compartió una evaluación del 2021 que, sostuvo, no puede deslindarse del 2020: “El 2021 tiene como contraste la vacuna, la posibilidad de vacunarse. Tiene la alegría y la esperanza de haber encontrado algunas resoluciones inmediatas y, por supuesto, con ella la vacunación y la posibilidad de retomar la presencialidad en todos los edificios escolares”.

En cuanto al proceso pedagógico, la titular de la cartera educativa, destacó la importancia del esfuerzo docente indicando que “todavía hay discursos que niegan el trabajo inmenso que hicieron los 11 mil docentes de la provincia de Santa Cruz, las familias de los 105 mil estudiantes y todos los equipos de salud para que todxs puedan acceder de la misma forma y no perder el proceso educativo”.

En ese sentido, planteó una línea que diferencia y fortalece de manera significativa las políticas públicas educativas llevadas adelante vinculadas con la brecha digital y el acceso a la tecnología en este contexto y mencionó que antes de la pandemia, en el 2017, comenzaron a planificar las clases virtuales. “La educación pública y estatal no puede estar fuera de la contemporaneidad, sino que debemos ocupar esos espacios en las plataformas, cuando hablamos de brecha es importante formarse para entender ese mundo y saber que pasan las mismas cosas que en otros espacios en donde se juegan cuestiones de tipo económicas y se mueven los mismos intereses”, dijo Velázquez.

En relación a la coyuntura política, en un año que también se vio atravesado por las elecciones legislativas, la educación fue uno de los temas centrales de la agenda. Al respecto, la licenciada afirmó que desde sectores específicos se evitó discutir las cuestiones de fondo, como el retorno a la presencialidad y los recursos necesarios para dicho proceso. Y, por el contrario, comentó que “pareciera que la discusión se remite a cuestiones muy pequeñitas como, por ejemplo, tratar de instalar que nuestro gobierno nacional y nuestras políticas educativas éramos responsables de destruir, cuando sabemos que veníamos de cuatro años nefastos para la educación pública. Por eso, es tan importante incursionar en todas estas experiencias de aprendizaje, teniendo el objetivo de desarrollar pensamiento crítico”.

Sobre la proyección del próximo año, la titular de la cartera educativa afirmó que “a partir de la vacuna y el crecimiento de los aforos se planificó 190 días de clases con una intensa tarea desarrollada con el programa Volver a la Escuela”.

En este sentido, el mes de enero tendrá dos ejes fundamentales para el desarrollo de lo planificado. Por un lado, los programas de acompañamiento para apuntalar lxs estudiantes que aún deban algún espacio o materia y necesiten recuperar tiempo. Y por el otro, las tareas de mantenimiento que demanda cada edificio escolar. Con respecto a este proyecto a iniciarse durante el 2022, Velázquez aseguró que “la provincia decide invertir todo lo que tenga que invertir, en el tesoro más grande que tiene que son sus nuevas generaciones”.

La presidenta del CPE subrayó que “este año, en educación específicamente, la provincia de Santa Cruz, invirtió 27 mil millones de pesos en educación, de los cuales 23 mil millones son recursos genuinos de la provincia. Tienen que saber que nuestra provincia es la tercera en inversiones, no solo por lo que invierte sino también en la proporción que lo hace en función de lo que aporta la nación”.

Asimismo, se refirió a las metas políticas y comunicacionales del CPE: “Este año nos pusimos como objetivo, contar nuestro trabajo, exponerlo. Es un derecho de los ciudadanos conocer qué hace el estado en materia educativa. Es importante visualizar que, cada vez que hablamos, respondemos a ciertos intereses, con conciencia y sin conciencia. Tratamos de evitar la desinformación en la gente. Estamos construyendo soberanía educativa, con los nuevos módulos, con la virtualidad y sabiendo que se trata de nuestra educación pública”.

En la entrevista realizada en el programa Conexión RASE, que se emite por Radio Nacional Calafate, la licenciada también consideró al futuro de las generaciones, teniendo en cuenta la perspectiva de género: “En el CPE venimos haciendo un trabajo desde hace muchos años, con el equipo ESI, por ejemplo, que maneja y acompaña estos temas de transformación cultural, de conmoción en la subjetividad, a través de herramientas y estrategias se trabajó enmarcando ciertas transformaciones y necesidades puntuales, como la de respetar la identidad autopercibida, el respeto al lenguaje inclusivo, avanzando sobre las discusiones que se dan en el tema, sin ignorancia”.

El puente entre la educación y el trabajo ha sido uno de los pilares de la transformación educativa. Sobre ello, María Cecilia Velázquez remarcó que “han tomado una línea fuerte para avanzar en todo lo vinculado a la educación con el trabajo, que no es formar trabajadores baratos para el mundo privado, sino dotar de herramientas a esos ciudadanos para que se formen en sus derechos, herramientas y procedimientos, para el mundo del trabajo con la posibilidad de insertarse de manera digna y crítica, aportando a los procesos, fundado escuelas técnicas, y desarrollando la formación profesional». De este modo, añadió que crearon un plan de tres años que es el Sistema Integral de Gestión de Oportunidades (SIGO), que continúa con el plan FINES, donde el tercer año puede ser orientado”.

Además, afirmó que «debemos formar trabajadores y trabajadoras que puedan tomar decisiones con una visión amplia del lugar que tiene el trabajo por lo menos en este sistema capitalista que vivimos”.

Por último, la presidenta del CPE, se remitió a las formaciones continuas para el sistema educativo con una mirada sobre la pedagogía, desde el sur diciendo que “desarmar, deconstruir saberes, en este caso geográficos, para entender que el mundo se termina diseñando y dibujando, en términos cartográficos, según desde donde se mire y con los intereses con los que se mire. Nada es inocente, ni neutral. Ahí hay un planteo de la pedagogía, que descoloniza saberes y corre velos. Que permite interpelar conceptos con los que nos hemos construido, porque de fondo está la posibilidad de la emancipación. Que no es un proceso individual, es colectivo y requiere, en el caso de nuestra región, un proceso de descolonizar, de ir interpelando muchas de esas verdades universales que no fueron más que el discurso del opresor”.

Ir arriba