MAEM inauguró la muestra “Los Yaiga, de otros mundos”

El Gobierno de Santa Cruz, a través del Consejo Provincial de Educación, inauguró el pasado jueves 16 de junio, la muestra pictórica y fotográfica, del artista Federico Marín, en el Museo de Arte Eduardo Minnicelli.

En una cálida y emocionante presentación, la directora del MAEM, Bettina Muruzábal, se refirió a la obra como “es una muestra individual, que sorprende, que permite diferentes lecturas y planos, desde la historia del arte, de las vanguardias del Siglo XX, de lo ancestral, es decir, podemos encontrar diferentes interpretaciones”.

Al mismo tiempo, destacó que “está llena de color y es atrevida” y, a su vez, agregó que “Federico Marín posee los bocetos iniciales con lo que comenzó sus dibujos, un proceso magnífico que después se lleva hacia lo digital”.

“Los Yaiga, de otros mundos”, busca explorar y dar cuenta de los posibles conflictos y dificultades en el momento de retratar y dar a conocer culturas diferentes a la propia, todo esto a través de reflexiones personales escritas en un diario íntimo, acompañadas de material “fotográfico”.

En ese sentido, propone que, el respeto, la sensibilidad, la empatía y el conocimiento del sujeto a retratar son herramientas primordiales en el momento de enfrentar el desafío de contar historias diferentes a las nuestras.

Por su parte, el artista Federico Marín señaló que “esta es una muestra que busca, esencialmente, mantenerse en lo fotográfico, más allá de todo, simula la historia de un fotógrafo anónimo que ingresa a un mundo particular que remite a muchas cosas, la fantasía, la ciencia ficción, lo asiático, lo originario o desde el paisaje, identificarse con los dibujos”.

Finalmente, el creador de la muestra expresó emotivas palabras de agradecimiento al equipo del Museo Minnicelli y a cada uno de los colaboradores que hizo posible el armado y montaje de las obras, que se encuentran desplegadas por todas las áreas de exposición del museo.

La muestra estará vigente durante todo el mes hasta el 30 de junio. La entrada es libre y gratuita. Se recuerda el uso del barbijo.

Ir arriba