La Escuela Provincial de Música Re Si concretó una nueva jornada de reflexión

El Gobierno de Santa Cruz, a través del Consejo Provincial de Educación, llevó adelante una Jornada de reflexión “la escuela como lugar de cuidado”, organizada por la Escuela Provincial de Música Re Si. La misma se realizó bajo la modalidad virtual.

En este marco, la Escuela Provincial de Música Re Sí dio apertura al encuentro con las siguientes palabras: “la escuela demanda el armado de escenarios de ternura. Sobre la base de una pedagogía del cuidado, desplegar las experiencias y vivencias individuales y colectivas, dándole sentido a nuestra historia”.

En esta oportunidad, la Lic. en Psicología, Nora Gómez, integrante del equipo pedagógico de la institución señaló que “se trabajó en torno a diferentes situaciones vividas dentro de la escuela, y lo desarrollamos en el marco de la reconstrucción de la convivencia escolar pospandemia, la perspectiva de derechos y protección integral de niños, niñas y adolescentes y la construcción de un espacio de prevención y cuidado, desde una perspectiva de Educación Sexual Integral (ESI)”.

Al mismo tiempo, consideró que luego de dos años en los que el abordaje de los contenidos debió ajustarse a las posibilidades que el contexto de pandemia permitía, el reencuentro presencial con las y los estudiantes, presentó nuevos desafíos.

Por su parte, señaló uno de los profesores de la escuela que “hay estudiantes que comenzaron la escolaridad en pandemia, por lo que, la adquisición de hábitos y convivencia escolar, tuvimos que trabajarla desde cero”.

Al mismo tiempo, otra de las revisiones que expusieron es que “los tiempos de atención de los estudiantes ahora son más breves por lo que la creatividad a la hora de desarrollar las clases es uno de los requisitos para las y los profesores”, describió una docente.

Continuando la Licenciada Gómez sostuvo que “en la jornada se resignificó el vínculo con los grupos de crianza y la Escuela y desde el taller reflexionaron en torno a la resonancia a través de lo emocional, teniendo en cuenta siempre la humanidad de las relaciones”.

Además, planteó que se “habló de la planificación y cómo trabajar el acompañamiento entre los pares, ya sea entre estudiantes como de los mismos docentes” y, a su vez, agregó que “se buscó generar desde pequeñas acciones cotidianas, como el saludarnos, la importancia de preguntar por el otro y estar atentos a cómo se encuentra cuando ingresa a la Escuela y a partir de ahí, dar lugar a esa subjetividad para acompañarlo en su aprendizaje”.

El documento base con el que se trabajó durante la jornada, es un material elaborado por el Ministerio de Educación de la Nación, a su vez trabajados previamente por los equipos jurisdiccionales y equipos de orientación: “Pensar los vínculos en tiempos de pandemia: la escuela como un lugar de cuidado”.

La Escuela Re Sí entiende ese cuidado no solamente para desarrollarlo en ‘situaciones emergentes’ sino  también para abordar las emociones en las clases, de una forma transversal y “estar atentos a los pequeños detalles”.

Por último, como conclusión de estos encuentros consideran importante “cuidar a los y las estudiantes para que se abran y para que el aprendizaje sea posible, trabajando desde el respeto y las diferentes formas identitarias, darle lugar al otro y la diversidad”.

Ir arriba