Impulsan la producción de instrumentos musicales en escuelas de educación secundaria técnica

El Gobierno Provincial, a través del Consejo Provincial de Educación, continúa promoviendo capacitaciones destinadas a estudiantes con el objetivo de intercambiar experiencias y compartir saberes.

En esta ocasión, se llevó adelante un encuentro con el propósito de concretar la producción de un instrumento musical en el Centro Educativo de Formación y Actualización Profesional Nº4 (CEFyAP), de Caleta Olivia. Esta jornada se enmarca en el recorrido realizado por el músico Jorge Araujo en Zona Norte, el cual tuvo como  finalidad brindar seminarios motivacionales orientados al desarrollo del arte, fabricación, luthería e instrumentos.

Al respecto, el Subsecretario de Educación Técnica Profesional, Ing. Rodrigo Gojan señaló que la idea es poder comenzar una producción de instrumentos musicales, en este caso, el luthier Sergio Quiroga llevó adelante un intercambio con los carpinteros del Centro Educativo de Formación y Actualización Profesional Nº4 (CEFyAP).

Al mismo tiempo, indicó que se puede confeccionar una parte importante y fundamental de un instrumento musical con todas las técnicas que el luthier tiene e intercambiar la actividad práctica que era necesario y se pudo también, de este modo, brindar un elemento más adaptado a la realidad de un bajista.

Además, el funcionario destacó que existen muchos estudiantes interactuando con la música y, a su vez, agregó que se avanzó en este puntapié inicial que es que en todos los centros de formación se lleve adelante esta propuesta articulada con las escuelas de educación secundaria técnica”.

Finalizó, considerando que es importante tener este servicio no sólo para poder construir y reparar instrumentos sino generando la posibilidad de tener futuros artistas vinculados con el aprendizaje significativo de la Educación Técnica Profesional.

Por su parte, el Jefe de Sección del CEFyAP Nº4, Sergio René Carballo mencionó que realizaron la construcción de un bajo que fue una colaboración para un músico que participó de los encuentros encabezados por Jorge Araujo

Consultado sobre las técnicas utilizadas para la fabricación del instrumento, manifestó que se utilizaron una herramienta de mano, caladora, taladro de banco y fresadoras y añadió que el trabajo se hizo totalmente artesanal, a mano.

En ese sentido, Carballo dijo que el instrumento realizado se adaptó a su fisonomía porque él es zurdo y no tenía un bajo con esas características y la decisión fue poder darle un bajo que pueda ejecutar con mayor comodidad.

Asimismo, consideró que es una linda iniciativa poder combinar y fusionar el arte de la música que nos gusta tanto a muchos con la parte técnica y educativa y destacó que es gusto poder funcionar esta pasión y transmitirla a las nuevas generaciones de técnicos.

Por último, el Jefe de Sección expresó que “los técnicos son los que hacen y le dan forma a todo instrumento y aparato tecnológico, lo terminan armando, ensamblando y fabricando las mismas piezas para terminar el producto” y subrayó que esta iniciativa brinda una posibilidad más para poder trabajar dentro de la ETP.

En esta ocasión, el luthier de Río Gallegos, Sergio Quiroga manifestó que “realizaron el cuerpo de un bajo para una persona que participó en el evento a cargo del músico Jorge Araujo, debido a que el instrumento que tocaba le era incómodo porque es un chico que toca de manera zurda y el instrumento que tenía era para diestro”.

El luthier planteó que junto al Subsecretario de Educación Técnica Profesional se decidió premiar al músico por haber participado, con la realización del cuerpo bajo en la Escuela Industrial Nº1, de Caleta Olivia, (EICO), con el profesor de Carpintería Sergio y con Javier, el dueño del instrumento.

“Hace más de 14 años fabrico instrumentos y, en esta oportunidad, quise demostrar cómo lo hago y compartirlo con los profesores y que vean que no es un trabajo muy lejos del alcance de ellos e intercambiar conocimientos con los chicos de la escuela”, afirmó.

En relación a su trabajo, Sergio Quiroga comentó que comenzó por la necesidad de un instrumento faltante, que se lo robaron y una persona le dijo por qué no lo fabricas y fue entonces decidió realizarlos de manera autodidacta y, actualmente,  se dedica prácticamente sólo a la luthería.

Finalmente, el luthier reflexionó que es importante compartir los conocimientos  porque cuando uno más comparte más conocimientos adquiere y sostuvo que si a un estudiante le haces fabricar un velador capaz no le genera tanto entusiasmo que realizar un instrumento y destacó que la escuela tiene todas las comodidades y oportunidades para poder lograrlo.

Ir arriba