Comunidad Lof Millanahuel


 

Lof Millanahuel

 

La comunidad mapuche Millanahuel es una comunidad urbana, ubicada en la ciudad de Río Turbio, al suroeste de la provincia de Santa Cruz.

Cuenta con un espacio territorial cercano a la ciudad de aproximadamente 10 has., en la zona conocida como "Vega San José". En el año 2012 se inscribe su personería jurídica en el Registro Nacional de Comunidades Indígenas (Re.Na.CI) del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), Res. N° 640.

En la actualidad, la comunidad está conformada por ocho familias, unidas por lazos de parentesco en sentido amplio. La máxima autoridad del lof, es Don Juan Millanahuel, lonko elegido por asamblea comunitaria; también tenemos una werken (mensajera) que es Judith Millanahuel.

Desde el lof organizamos distintos tipos de actividades para reafirmar nuestros conocimientos ancestrales y para dar a conocer a la gente en general, mapuches y de otros pueblos, nuestras costumbres y cosmovision. Tambien estamos aprendiendo y enseñando todas las actividades que nuestros ancestros practicaban. Por ejemplo, tejidos en telar; trabajos en madera, piedra, metal y otros; así como elaboración de instrumentos musicales y herramientas.

Hoy los mayores se reconocen como Mapuche y llevan a los jovenes a que también lo hagan, quieren que en el futuro sus hijos y nietos sigan esta cultura propia y la hagan conocer a los que quieran aprenderla y saber de ella, es por eso que hoy siguen trabajando para que no se pierda la cultura del pueblo mapuche.

La comunidad se organizó después de reflexionar y resolver entre nosotros, si vale la pena seguir viviendo con una cultura propia. Y por esto, decidimos reafirmar nuestras raíces, y volver a reestablecer con nueva fuerza la Espiritualidad Mapuche en cada uno de nosotros.

Desde esa perspectiva, reconociendo una historia común con los hermanos de las comunidades rurales,defendemos el derecho a vivir nuestra cultura como mapuche en la ciudad, y no ser discriminados simplemente por no vivir en el campo.

Al mismo tiempo, mientras organizamos nuestros lof y recuperamos el ejercicio de prácticas ancestra¬les, junto con otros hermanos, que abandonaron su espacio ancestral por necesidades materiales, trabajo o de otro tipo, defendemos el derecho al libre ejercicio de nuestra cultura, independiente a las identidades territoriales.

Nos revalorizamos como mapuches, para ejercer y practicar nuestra cultura ancestral, para lo cual no se pueden romper los vínculos con el lugar de origen ni con el origen familiar. Es el reconocer este hecho y cumplir con los lazos que nos unen con nuestras comunidades y familias originarias, con nuestras tierras y territorios ances¬trales, lo que nos hace verdaderamente mapuche.

En el año 2006, Juan Humberto Millanahuel, participa de reuniones en Río Turbio, llevadas a cabo por la werken Celia Rañil de Caleta Olivia. Las mismas tenían como objetivo la transmisión de la cultura mapuche y el proyecto de realizar una Confederación de Pueblos Originarios en la provincia de Santa Cruz. Estos sucesos fueron el punto de partida para que Juan H. Millanahuel, se reconozca como una persona plenamente mapuche, residente en la ciudad de Río Turbio, y lo llevara al conocimiento de los otros miembros de la comunidad, que también vivían en esta localidad, algunos temporalmente, otros por largos años, otros ya nacidos en esta ciudad, y que hoy se reconocen como parte del Pueblo Mapuche y se han incorporado a la comunidad.

Don Juan Humberto Millanahuel, hijo de Juan Millanahuel (1919-2004), es nieto de Eleuterio Millanahuel y Julia Nahuelquir de Cushamen (Chubut). Su abuela materna de apellido Ancalao era hija de Quinelén, mapuche proveniente de Chile. Su padre don Juan Millanahuel, después de trabajar como peón rural en Esquel, ingresa a Yacimientos Carboníferos Fiscales en 1943 y en busca de mejores oportunidades migra toda la familia a Río Turbio en 1956.

Tanto en su juventud, en Cushamen, Leleque o El Maitén, así como en los primeros tiempos de su estadía en Río Turbio, don Juan Millanahuel, junto a sus amigos y parientes, pedía la protección de sus ancestros mediante la tradicional ceremonia religiosa, kamarikun, rogativa mapuche. Esta ceremonia era llevaba a cabo una vez al año y reunía a familias y amigos, originarios de las comunidades del Chubut, para rogar a Ngnechén (dominador de la gente), a Futa Chao (Padre Grande) por el bienestar de toda la gente que habita la Mapu (tierra), por la salud, por un buen año.

 

 



Ministerio Educación Nación   Portal Educar   Canal Encuentro   Biblioteca Nacional del Maestro   Instituto Nacional Educación Tecnológica   Instituto Nacional de Formación Docente   Pakapaka

Copyright 2012-2016 - Sitio creado por la Dirección General de Informática del Consejo Provincial de Educación