Comunidad Copolque

 

Comunidad Copolque

 

La comunidad tehuelche Copolque (también lo escribimos "Kopolke") está ubicada a 125 km. de la localidad de Las Heras en el norte de la provincia de Santa Cruz.

Está integrada por ocho hermanos y sus respectivas familias, bisnietos de Antonio Yanque Copolque. En el año 2007 obtenemos la Personería Jurídica con el N° 225 ante el Registro Nacional de Comunidades Indígenas (Re.Na.CI) del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas. Nuestra máxima autoridad es el cacique que reviste carácter vitalicio, habiendo sido elegido en Asamblea Comunitaria, el señor José Bilbao Copolque.

En la actualidad y al igual que nuestros ancestros, nos dedicamos principalmente a la ganadería ovina y la cría de caballos. Poseemos cerca de 15 caballos amansados, y alrededor de 80 ariscos, que se movilizan libremente por el campo. La mayoría de los hombres practican las diferentes tareas vinculadas a las crianzas de estos animales, incluidos los más jóvenes.

Realizamos el encierro de yeguarizos y la doma de potros, que consiste en amansar el animal sin soguearlo ni maltratarlo, ya que es costumbre tradicional de la familia no permitir un trato violento con los caballos. La consideración, el respeto y la vocación apasionada guían nuestra relación con el ganado equino, las que fueron transmitidas por nuestros ancestros.
Poseemos también ganado ovino, en un cuadrante alambrado de 2500 has. Practicamos la esquila artesanal con tijeras, ya que no contamos con la infraestructura ni la tecnología necesaria para realizarla de otro modo. Otra actividad tradicional es la caza, practicada desde siempre respetando los ciclos naturales. Se cazan piches, zorros colorados (los que atacan a los corderos), guanacos, avestruces (ñandú o choique), liebres y otros animales. Tenemos que combatir activamente la caza furtiva, muy frecuente a causa de lo apartado de la zona y lo extenso del territorio, debido a que compromete seriamente la natural reproducción de la fauna.

Todos los 21 de septiembre nuestras familias se juntan en el campo para celebrar durante todo el día el Arishkaiken, una ancestral celebración de agradecimiento por las buenas cosechas y la reproducción de los animales. Además nos reunimos periódicamente en el lugar para las tareas rurales, preparando ocasionalmente asados de potranca, cordero o "picana de choique". Comemos juntos en la pieza donde fue asesinado nuestro tío José, la que están remodelando como comedor y ámbito de reunión, respetando su diseño original. Allí discutimos todos los temas que atañen a las labores productivas y a la situación peculiar que vive cada familia, asistiéndonos solidariamente entre todos, cuando surge algún inconveniente social o económico.

Actualmente, nuestra comunidad posee alrededor de 9500 has. Las mismas se encuentran alambradas en su mayor parte, con los caminos en aceptables condiciones y bien señalizados, un par de tranqueras de hierro y un cuadrante cercado alrededor de los puestos, ubicados en el Lote 38, de 2500 has. Allí también se encuentra un corral circular para los caballos mansos y un potrero.

Los miembros de la Comunidad afirmamos que deseamos obtener el título comunitario para todo el territorio, ya que consideramos que la tierra "siempre fue de todas las familias de la Comunidad, y así queremos que siga siendo, que toda la tierra sea de todos nosotros por igual".

Estamos participando del proceso de revitalización de nuestra lengua originaria, porque creemos que a pesar de ser muy difícil, podemos recuperar sentidos de nuestra cultura ancestral que están contenidos en las palabras y formas de decir.

 

 



Ministerio Educación Nación   Portal Educar   Canal Encuentro   Biblioteca Nacional del Maestro   Instituto Nacional Educación Tecnológica   Instituto Nacional de Formación Docente   Pakapaka

Copyright 2012-2016 - Sitio creado por la Dirección General de Informática del Consejo Provincial de Educación